La Ermita es el punto de origen medieval del pueblo de Pilas, y desde ahí inicio su expansión y crecimiento hasta la actualidad.
El edificio está compuesto por dos naves separadas por pilares hexagonales y cubierta con bóvedas de cañón rebajadas y decoradas las paredes en su parte superior por molduras mixtilíneas de yeso.
En la nave central, en el presbiterio, se encuentra la qubba del siglo XI que cobija la imagen de la Madre de Dios de Belén Coronada, Patrona de la Villa, y que está enmarcada por un retablo barroco del siglo XVIII.
También en el presbiterio, existen representaciones del arte popular en forma de exvotos dedicados a la Virgen por sus milagros; y bajo una hornacina, la imagen de Santiago Apóstol de peregrino del siglo XV-XVI.
En la nave lateral la talla del Cristo de la Vera Cruz. Otras imágenes que podemos encontrar son: San Antonio de Padua, Santa Bárbara, una Inmaculada y un Niño Jesús realizado en plomo, ambos atribuidos a la escuela montañesin

La portada es adintelada con un frontón triangular en la parte superior decorado con el escudo de la Hermandad, sobre el frontón dos ojivas que dan luz al interior. La fachada está rematada por un espadaña de dos vanos.

 

El retablo del Altar Mayor

Esta arquitectura lignaria, procede del convento de las Mercedarias Calzadas de la Asunción de Nuestra Señora en Sevilla; fue realizado a mediados del siglo XVII por Francisco Dionisio de Rivas.

Se compone de un banco, un único cuerpo central y un ático a modo de remate.

El banco se compone por casetones con entrantes y salientes con motivos vegetales cartilaginosos y ménsulas con roleos de hojas que son el soporte de las columnas del cuerpo superior.

El cuerpo central está articulado por cuatro grandes columnas salomónicas de seis espiras adornadas con uvas y pámpanos – símbolos eucarísticos – y un capitel compuesto. El tránsito entre este cuerpo y el ático se hace mediante una cornisa quebrada. Dos flameros sobre las columnas laterales rematan el conjunto.
Las pinturas del retablo se distribuyen de la siguiente forma: en el cuerpo central a la derecha en la parte superior: San José con el Niño y en la inferior: el Niño Jesús; a la izquierda en la parte superior: San Francisco en la Porciúncula y en la inferior: San Juan Bautista Niño. En el ático, en el centro: Santiago en la batalla de Clavijo, a la derecha: San Juan Evangelista y a la izquierda: Santiago como peregrino.

Si quieres conocer más sobre este retablo, invitamos a abrir el siguiente enlace donde se puede leer un interesante artículo sobre las restauraciones que ha sufrido este retablo. PINCHA AQUÍ. RESTAURACIONES DEL ALTAR MAYOR DE LA ERMITA DE BELÉN

 

Galería de imágenes

Debe actualizar su reproductor de Flash.

Haga clic aquí para actualizar su reproductor de Flash.

Estudio de la Qubba Árabe de la Ermita

Estudio de La Qubba Árabe de la Ermita de Belén de PilasSígueme: