Durante el mes de agosto, la Ermita permanece cerrada con motivo de los trabajos de mantenimiento que se están realizando en su interior y exterior.

Se están saneando y pintando las azoteas de la Ermita y Casa de Hermandad.
También el interior de la Ermita está siendo sometido a una limpieza de techos, cúpulas, repuesto de luces fundidas, humedades y pintura interior.

Para principios de septiembre se espera la normal apertura de la Ermita.