Ayer 13 de Junio tuvo lugar en la Ermita de Nuestra Señora de Belén la función solemne a San Antonio de Padua como finalización del triduo a San Antonio.

Una panadería de Pilas dona a la Hermandad el pan de San Antonio para que ésta en la misa de la función a San Antonio lo venda al público dando el 100% de su beneficio para los pobres a través de Cáritas Parroquial de Pilas.

Y aquí os dejamos el por qué de esta costumbre muy arraigada en nuestro pueblo.

La historia del pan de San Antonio se remonta al siguiente hecho: se cuenta que Antonio se conmovía tanto con la pobreza que, una vez, distribuyó a los pobres todo el pan del convento en que vivía.
El fray panadero se dio cuenta de que no tenían que comer y se lo fue a contarle al santo lo sucedido. Él lo envió de nuevo a verificar donde los había dejado. Las cestas se desbordaban de pan, tanto, que fueron distribuidos a los frailes y a los pobres del convento.

 

Debe actualizar su reproductor de Flash.

Haga clic aquí para actualizar su reproductor de Flash.

Sígueme: